traductor

sábado, 6 de diciembre de 2014

HOMENAJE A LOS REYES MAGOS DE HOY. RELATO NAVIDEÑO

El mundo ha cambiado mucho desde que se escribió aquella historia de un niño que nació en la pobreza de un establo y de unos Reyes Sabios, que llegando de muy lejos, le trajeron regalos. Ha cambiado mucho el mundo–para mejor, dicen- Ahora tenemos coches que llegan rápido a todas partes y Santa Claus ya no necesitaría para nada su puñado de renos. Ni los Reyes llegarían, destrozándose la columna, en el incómodo lomo de sus camellos. Si un niño hubiese nacido en algún establo –y por la rareza del asunto, fuera noticia-, allí estaría tele5 con sus cámaras, para hacer “periodismo de investigación” y, sacando a debate las miserias más ocultas de los pastores, nos destrozarían cualquier posibilidad de encanto navideño. Sí, han cambiado mucho las cosas. Ya no necesitamos que las noticias nos lleguen por un “boca a oído”, porque todo está en internet. En tiempo real. Los pastores han dejado de estar de moda y la comunicación se realiza fundamentalmente por “guasap” y por twitter. Así que hoy las cosas serían un poco distintas ¿Se imaginan?: - “Se ha vsto nueva estrlla sobre la Cruz de Tejeda. ¿q hacems? @pastoresdelavegadesanmateo tweet. - Dicn nació nño en cueva @pastoresdelavegadesanmateo tweet - ¿una cncentrción plaza de las ranas? @despistadillodeturno tweet - ¿es otro desahucio? @despistadillo tweet. Dejando a un lado posibilidades remotas, a pesar de todos los avances tecnológicos y de los media, no parece que haya un incremento paralelo en “humanidad”. El mundo globalizado se ha convertido en un lugar hostil para muchos, que no nacen en establos, pero están solos con su hambre y su falta de trabajo. Eso decía yo ayer en una conversación-arreglando-el mundo: “ vivimos en una sociedad cada vez más hostil y separada” en la que a pesar de la comunicación, aumenta la soledad, el individualismo y la pobreza. No parece que sea posible luchar “de frente” contra el capitalismo salvaje, ni contra ese pensamiento falto de cualquier ética-, que hace que los que tienen el poder económico y político, se suban los sueldos, mientras juegan al monopoly con el mundo y aprietan más el cinturón de aquellos que difícilmente llegan a fin de mes. (Y todo esto sin ninguna conciencia de inmoralidad indecente) Menos mal que sigue habiendo Reyes Magos, aunque hoy no son reyes, ni son magos, pero poseen toda la magia de las pequeñas cosas bien hechas y la creatividad necesaria para llevarlas a cabo a toque de campanilla. Hoy paseaba con mi perro, como todas las mañanas y me encontré a Santa Claus –que también se nos ha incorporado, el inmigrante eterno "repartesonrisas". Un grupo grande de gente en la calle haciendo cola para entrar en un bar de Vegueta –la hora del desayuno- Una alfombra roja y un hombre también rojo, con blanca barba y campanilla en mano, invitando a entrar. Y un cartel que me acerqué a leer con curiosidad: “Desayuno solidario. Por un kilo o un juguete, te invitamos a desayunar. Entra y desayuna con nosotros. Trae a tus niños” Una forma creativa de llamar a la gente a la colaboración con el Banco de alimentos y con la Casa de Galicia en las Palmas. Un pequeño ejemplo de esos nichos ecológicos, con sabor a mundo-casa, que aún nos quedan. Las iniciativas son muchas. Y la creatividad para la humanización de la vida, desde lo pequeño, se hace grande. Y porque me salió el agradecimiento a los reyes sabios y a los papanoeles de hoy –que no suelen provenir de los ricos y poderosos, desayuné por segunda vez. Estos son:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada